Cuando somos diseñadores o desarrolladores y no somos una empresa grande, solemos hablar cara a cara con los propios clientes. Cuando esto ocurre, hay una serie de normas y responsabilidades que uno debe tener, y no pasar por alto, nos pongan el precio que nos pongan por el proyecto. En este artículo os pongo una lista de acciones y datos que NO debemos hacer cuando hablamos con un cliente, basada en mis experiencias:

  1. Si es un proyecto grande (por ejemplo, un sitio web dinámico), nunca dejar todo el pago del cliente para el final. Debemos indicar al cliente que el pago se hará a plazos, así no correremos el riesgo de trabajar en balde si el cliente al final no nos paga. Quique publicó un artículo en este mismo blog explicando en una parte del artículo qué hacer si el cliente no nos paga.
  2. No ser fiel a tus ideas: Si piensas que no se debe programar más para Internet Explorer 6, ¡no lo hagas, aunque el cliente te lo pida! Ya habrá más clientes que no les importe eso, no te preocupes.
  3. No fijar plazos de entrega: Es necesario definir una aproximación exacta de la finalización de cada parte del proyecto, para aumentar la confianza del cliente.
  4. No dar un presupuesto adecuado: Si has indicado en el presupuesto que el trabajo costará 1000€, sigue adelante con ese número, luego no valdrá cambiarlo. Por lo tanto, piensa los presupuestos detalladamente.
  5. Tardar en contestar/no contestar: Es necesario tener una comunicación fluida y próxima con el cliente. Si es necesario hablar por teléfono, Skype, e incluso quedar en persona, se hace.
  6. Dejar una opción de pago, porque es en la que más seguro estás: Esto no se debe hacer, hay que hacerle la vida fácil al cliente y darle las mayores posibilidades de pago posibles, ya sea por transferencia bancaria, Paypal, cheque…
  7. No hacer el proyecto acorde a los estándares: Siempre que se pueda hay que conseguir que el proyecto se adapte a los estándares, consiguiendo una validación tanto de HTML como de CSS. Si por algún motivo, el cliente decide incluir un script y esto hace que no valide los estándares, deberemos advertírselo. De este modo ganaremos confianza, profesionalidad y prestigio con el cliente.

Estas han sido mis recomendaciones sobre lo que no hay que hacer al comunicarnos con un cliente. Hay que asegurarse de no caer en estos errores, aunque, si somos inexpertos seguramente en los primeros proyectos que creemos tengamos algunos errores de este tipo, pero con la experiencia irán desapareciendo.

Si te ha gustado este artículo, puedes recibir gratis más y mejor por RSS, Twitter, Facebook o correo electrónico. ¡Muchas gracias por leerme!